ARTROSCOPÍA

La artroscopía es un procedimiento quirúrgico en el que el interior de las articulaciones es visualizado con el uso de un instrumento del grosor de un bolígrafo, llamado artroscopio. El artroscopio es un instrumento que esta formado por fibras ópticas y varias lentes, lo introducimos dentro de la articulación que queremos examinar a través de pequeñas incisiones menores de 1 cm. Lo conectamos a una fuente de luz y a una videocámara de manera que observamos las imágenes en un monitor y podemos grabarlas y tomar fotografías.

Hacia los años 70’s la cirugía artroscópica era un procedimiento únicamente diagnóstico, pero en la actualidad con el avance de los conocimientos médicos y tecnológicos es posible también realizar procedimientos terapéuticos como por ejemplo suturar rupturas de los meniscos o reconstruir los ligamentos cruzados en el interior de la rodilla.

 

CLIN_Artro-01

 

La tendencia actual en la medicina moderna es la cirugía de mínima invasión y la rehabilitación temprana. En la Clínica del Deporte MX utilizamos técnicas artroscópicas que lesionan menos los tejidos ya que el procedimiento quirúrgico se lleva a cabo utilizando mini-instrumentos a través de pequeñas incisiones, y esto, aunado a un programa de rehabilitación que inicia inmediatamente después de la cirugía, da como resultado que el paciente va a tener menos dolor e inflamación y consecuentemente una recuperación más rápida.

Las principales indicaciones de la cirugía artroscópica en la rodilla son:

– Reparación de lesiones de los meniscos.
– Reparación de lesiones del cartílago articular.
– Reparación de lesiones de los ligamentos o tendones.
– Extracción de cuerpos sueltos dentro de las articulaciones.
– Asistencia en la reparación de algunas fracturas de la rodilla.
– Limpieza del desgaste de las articulaciones.