ARTROSIS / ARTRITIS

El desgaste articular generalmente por el paso del tiempo o por secuelas de fracturas se conoce como Osteoartrosis, Osteoartrítis u Artrosis.

En la artrosis, en lugar de que el cartílago esté ‘liso’ y la fricción sea mínima cuando la rodilla se mueve, el cartílago está desgastado por lo que la fricción aumenta provocando irritación, dolor e inflamación.

Los síntomas más comunes de la osteoartrosis de la rodilla son:

  • Dolor
  • Inflamación y/o entumecimiento
  • Incapacidad para fexionar o extender completamente la rodilla
  • Deformidad progresiva de las rodillas ‘rodillas de charrito’
  • En algunos casos se puede trabar la rodilla

El diagnóstico de la artrosis se hace analizando los síntomas, explorando al paciente y con los siguientes estudios:

  • Radiografías: Son de mucha utilidad, aunque el cartílago ‘no se ve’ en las radiografías hay signos que nos indican si está desgastado ó no, y estos son:
  1. Disminución del espacio articular
  2. Aumento de la esclerosis subcondral (esto se observa como una línea blanca en los extremos de los huesos que forman la articulación)
  3. Formación de osteofitos (espolones)
  4. Formación de quistes óseos
  • Resonancia Magnética: Es útil para valorar el estado del cartílago, de los meniscos y ligamentos. Es útil en casos no avanzados de la artrosis.

El tratamiento de la artrosis incluye varias etapas:

  • Analgésicos antinflamatorios

Se debe comenzar con analgésicos antinflamatorios. Solo deben de utilizarse en caso de no haya contraindicación como gastritis por ejemplo. El medicamento de elección es el Paracetamol. Las pomadas o geles analgésicos también son efectivos.

  • Modificación de las actividades

Esto no quiere decir tirarse en un sillón, sino, evitar caminatas largas; deportes que pongan presión sobre la rodilla como por ejemplo correr; si hay molestias al subir o bajar escaleras, hay que limitarlas. Un ejercicio que es bueno es el ciclismo (bicicleta estacionaria) o la natación. Se recomienda también un programa de fortalecimiento muscular y estiramientos para todo el cuerpo.

  • Disminución de peso

Al disminuir el peso corporal automáticamente se disminuye la carga sobre las rodillas.

  • Uso de un bastón o una rodillera especial para disminuir la carga de la rodilla.

Si se usa un bastón éste debe ser a la medida (consultar con tu médico) y debe usarse en el lado contrario a la rodilla afectada. En algunos casos se puede utilizar una rodillera especial que disminuye la presión sobre la rodilla.

  • Inyección de cortisona

Si hay dolor e inflamación crónica se puede inyectar cortisona dentro de la articulación para disminuir el dolor. Tiene un efecto limitado, en general dura al rededor de cuatro a ocho semanas.

  • Fisioterapia

Si hay dolor e inflamación es recomendable tomar algunas sesiones de fisioterapia para aliviar las molestias.

  • Mejorar la lubricación de la rodilla (Viscosuplementación)

Es como un cambio de aceite del motor, mejora la lubricación disminuyendo la fricción y por lo tanto el dolor. Solo está indicado cuando el desgaste es mínimo o moderado. No debe aplicarse cuando el desgaste es severo. Se trata de inyectar dentro de la rodilla, un medicamento que en México se llama Synvisc o Synvisc One. El beneficio de éste tratamiento es limitado, la compañía que lo produce menciona que puede funcionar hasta ocho meses. En caso de que haya funcionado y el dolor regrese, se puede repetir el tratamiento.

  • Condroprotectores

Son medicamentos como la Diacererina, la Glucosamina y el Condritin sulfato. Realmente no hay estudios concluyentes que demuestren su efectividad en revertir el desgaste, pero aunados a los tratamientos anteriores, pueden ayudar a disminuir el dolor.

  • Limpieza articular mediante artroscopia

Con cirugía artroscópica se realiza una limpieza de la articulación, si hay fragmentos del cartílago que se encuentren libres y flotando al rededor de la rodilla, se extraen; si el cartílago se encuentra deshilachado se rasura; si el cartílago está totalmente desgastado se hacen microfracturas en el hueso para que se cicatrice el cartílago.

  • Osteotomía realineadora

Es un corte en el hueso para enderezar la rodilla y mejorar la distribución de la carga de la rodilla. Se usa cuando las piernas están muy deformadas-

  • Prótesis de rodilla

El último recurso para cuando ya no hay más que hacer, prácticamente se retira todo el cartílago articular dañado y se colocan piezas metálicas para recubrir el hueso.

Ni el plasma rico en plaquetas PRP, ni las células madre ni el Ozono han probado científicamente que reviertan el desgaste, solamente en algunos casos se ha reportado que disminuyen el dolor. NO TE DEJES ENGAÑAR.

The most popular 2017 spy software applications for the mobile phones.